:

tu blog de gastronomía online

Pesca del atún de almadraba

El atún rojo de almadraba es uno de los elementos de la gastronomía andaluza. En países como Japón se paga el kilo a precio de oro. 

Por las posibilidades que tiene en la cocina y por sus exclusividad lo hacen muy codiciado. 

Las partes del animal van desde la mas grasa como la ventresca hasta la mas magra como el tarantelo. En medio de ambos podemos encontrar el morrillo, el mormo, la barriga o el lomo.

En gastromarkit no vamos a centrarnos en el atún rojo si no en su pesca. 


¿Que es la almadraba?

La almadraba es una milenaria técnica de pesca que consiste en crear, en las zonas de paso del atún rojo, una circunferencia con zonas de entrada pero sin zonas de salida. De esta forma el atún queda atrapado en una especie de cárcel. Las redes tienen la apertura necesaria para que los atunes más jóvenes puedan escapar y seguir reproduciéndose.

¿Como se practicaba antiguamente?

Antiguamente se realizaba desde la playa. Se creaba una barrera desde la playa y poco a poco se iban acercando los atunes a la playa para posteriormente sacarlos con mulas. Así se hacía desde la época de los fenicios, miles de años atrás, hasta hace 30 que se modificó el sistema.

Hoy en día la almadraba se coloca en mar abierto, para que la pesca sea de mayor cantidad.

¿Como se realiza?

La almadraba se coloca un mes antes de la captura para que vayan entrando atunes. Los atunes son alimentados con sardinas y caballas que se lanzan dentro de la almadraba.

Cuando llega el momento de la captura se colocan barcos alrededor del cerco y van estrechando cada vez mas. Los pescadores enganchan a los atunes con uno aparejos clavados por los ojos y los levantan. Cuando fallecen antes de ser capturados los suben a los barcos con grúas enlazados desde la cola.

¿Cuando es la fecha indicada para realizarlo?

La almadraba se realiza cuando el atún pasa al Mediterráneo. A mediados del mes de Abril.

Es el momento perfecto para que en Conil, Barbate, Zahara y Tarifa se levanten las estructuras a unas millas de la costa para continuar con la milenaria tradición de la almadraba.

Cuando se finaliza la faena, una parte de los atunes van a parar a los barcos de los japoneses donde son congelados enteros para llevarlos a los mercado de Asia donde son muy apreciados,

El resto, irá a Barbate para realizar el ronqueo, donde se despiezan los atunes y pasan a los congeladores para su posterior distribución.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *